La terminal de retiro será renovada integralmente

En la terminal de Retiro se realizará una renovación integral. La próxima semana el Ministerio de Transporte Nacional procederá a la apertura de los sobres de la licitación. Según lo que detalle el pliego, el concesionario que saque la licitación tendrá que hacerse cargo de la operación de los transportes y también podrá construir locales comerciales, oficinas y un hotel, e lo que sería los terrenos aledaños.

Según lo que esté especificado en el pliego, los que estén interesados en responsabilizarse de la terminal tendrán que confeccionarr un proyecto de reforma y operación que abarque la modernización integral del complejo, esto implica las dársenas, los baños, las áreas de servicio, la iluminación y la seguridad. A la vez, debe incluir la colocación de pantallas y otros sistemas de información para los usuarios. Asimismo, contempla la explotación de los locales comerciales, boleterías y el servicio de maleteros, la playa de estacionamiento, los espacios para publicidad, y la estación de servicio.

Por otra parte, los oferentes tendrán la posibilidad de proponer diferentes usos para un predio de 250 x 40 metros que se ubica entre la terminal y un supermercado. En ese lugar podrían ubicar locales comerciales, oficinas, y también, un hotel de pasajeros. Según lo que informaron desde el Ministerio de Transporte los proyectos serán analizados y evaluados y el que sume más puntos será el ganador.

El día 5 se realizará la apertura de los sobres. La concesión será por 20 años, y se estima una inversión privada que llegaría a los  $ 500 millones. Una vez que se pase a la etapa de la adjudicación, el control de la terminal quedará en poder del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Por la terminal de Retiro pasan aproximadamente unas 50.000 personas cada día. Cuenta con  75 plataformas y maneja en promedio 1.800 micros cada 24 horas, que llegarían a 2.400 durante la temporada alta.

Desde hace varios años la terminal  se muestra abandonada. Hoy día, no se encuentran en funcionamiento las rampas automáticas de acceso, la iluminación es casi mínima, y hace falta mayor seguridad. Las salas de espera, las butacas y las pantallas que informan los arribos y partidas de los micros no se han renovado desde hace muchos años.

La terminal de ómnibus está dirigida desde hace 24 años por la empresa TEBA, el dueño es Néstor Otero, un empresario que fue sancionado por brindarle dádivas al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime.

La concesionaria se responsabilizó de la terminal de Retiro en el año 1993 y en el 2006 el Ricardo Jaime le prorrogó el contrato por nueve años más. En 2016, el Gobierno Porteño le otorgó un año más de plazo pero a la vez,  lanzó una nueva licitación. Desde la empresa TEBA dicen, entre otras cosas, que no lograron invertir para renovar la terminal de Retiro porque los alquileres están congelados debido al contrato firmado, por lo que sólo pueden cobrar $ 450 por módulo de boletería.

Las empresas de micros hace tiempo vienen esperando una renovación. El presidente de la Cámara Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros, Néstor Carral, dijo: “Necesitamos una terminal segura, moderna y que beneficie al pasajero. Que la gente quiera usar la terminal y no que la evite, como a veces sucede hoy. Creo que la ampliación de Retiro con el nuevo edificio que se agregaría podría servir para mejorar la imagen y brindar más servicios”.

Asimismo, desde una parte del sector del transporte advierten ciertas dudas, ya que plantean que el pliego original determinaba que el ganador de la concesión debía tener experiencia en la operación de terminal o asociarse en al menos un 50% con una empresa que contara con dicha experiencia. Pero luego dicen que ese requisito fue reducido al 5%, y que actualmente las puertas quedaron abiertas para firmas sin experiencias en el rubro.

Las miradas se dirigen a TEXIMCO SA, una empresa constructora que cuenta con varias causas abiertas en Comodoro PY, y estaría relacionada  con el actual gobierno y también con el anterior. A causa de los cambios instalados se realizó para que la licitación sea “más competitiva”.

En la Ciudad de Buenos Aires,  ya existe otra polémica en referencia a los micros. En el mes de marzo pasado, abrió la terminal Dellepiane, en el sur de la Ciudad, pero ésta,  casi no posee movimiento debido a una disputa entre el dueño y el propio Otero, y a la vez, con otro sector del rubro de  transportistas.

Para el Gobierno de la Ciudad, la renovación de la terminal de Retiro se adicionaría a su proyecto para urbanizar la villa 31 y a la construcción del Paseo del Bajo y la autopista que aunará Puerto Madero con la autopista Illia. Por otra parte, daría impulso al desarrollo inmobiliario de algunos sectores cercanos al puerto, donde ya existen actualmente inversiones privadas realizándose.