Luego de una combativa audiencia pública, la legislatura porteña sesiona para designar las autoridades del TSJ y la Fiscalía General

A pesar de diferentes argumento que realizaron algunas organizaciones no gubernamentales a los efectos de impugnar a los candidatos Otamendi y Mahiques, el oficialismo de la Ciudad de Buenos Aires se encolumna para aprobar los nombramientos de los candidatos elegidos, conjuntamente al de De Langhe, en el marco de una novísima sesión especial durante este jueves en el parlamente porteño. El oficialismo estima que ya tendría los votos pertenecientes a los diputados de la Ciudad que conforman el bloque Evolución dentro de la cámara.

El pasado viernes 17 de mayo, se llevó adelante una audiencia pública en la que diferentes organizaciones no gubernamentales originaron impugnaciones a los candidatos propuesto por el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta con el objeto de ocupar lugares de alto rango en el Tribunal Superior de Justicia y la Fiscalía General de la Ciudad de Buenos Aires. A pesar de los duros discursos impartidos dentro del evento público, que hicieron hincapié en la falta de idoneidad y la designación puramente política de Santiago Otamendi y Juan Bautista Mahiques, ambas designaciones avanzan a pasos agigantados. Durante la sesión de este jueves se tratarán los nombramientos y según refieren fuentes cercanas al oficialismo, ya contarían con los votos necesarios, gracias al bloque Evolución, para efectivizar las designaciones añoradas.

La sesión especial comenzó pasadas las 12.30 del mediodía, con el único objetivo de  tratar los tres expedientes que se despacharon al Parlamento durante el mes de abril por el Gobierno de la Ciudad y debatidos durante la semana pasada en la audiencia pública mencionada anteriormente. Paralelamente a la designación de Otamendi y Mahiques, está en disputa el nombramiento de Marcela De Langhe en el Tribunal Superior de Justicia.

En tanto, el Jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta llegó a un acuerdo con el bloque Evolución que lidera Martín Lousteau, y ya tendría los votos necesarios para efectivizar los pliegos de los tres aspirantes. «Va a ser la primera vez que el PRO no acuerda con el peronismo, es la matriz del acuerdo, queremos opinar sobre cómo funciona el sistema judicial en la ciudad», sostuvieron desde el bloque Evolución a la prensa durante este mediodida. El bloque Evolución les dará cinco votos de los cuarenta que necesita el oficialismo para designar a las autoridades oficialistas.

Se estima que el socialismo de la Ciudad, conjuntamente con el GEN que lidera Sergio Avrebaya y Marcelo Depierro también apoyen las designaciones. Por su parte, el bloque Peronista, Unidad Ciudadana y la izquierda ya adelantaron que no acompañarán al oficialismo.

El equipo de Martín Lousteau explicó a la prensa que no contaban con la fuerza necesaria para imponer aspirantes, pero sí para imponer algunos criterios. De tal modo, han logrado vetar la designación de Diego Botana, uno de los aspirantes que pretendía el Jefe de Gobierno Porteño. «Nuestra condición es que fueran personas que tuvieran un perfil técnico vinculado al derecho Público», declararon. De todas formas, la ausencia del perfil técnico fue uno de los condicionantes que recibió duras acusaciones durante el desarrolla de la audiencia pública por parte de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) como así también por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), y el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP), etc.

A esta situación se adicionaron los planteos de Memoria Activa acerca de Otamendi. Uno de sus principales miembros, Diana Wassner, denunció que «sería una decisión gravísima que se vote a alguien que está vinculado con maniobras de encubrimiento en la causa AMIA». Frente a estas argumentaciones, las tres designaciones se estiman que serán aprobadas durante el desarrollo de la sesión especial, gracias a los sufragios  del oficialismo porteño y otras fuerzas adherentes.