Organizaciones sociales marcharon a la Copal contra la inflación

Marcharon a la Copal contra la inflación y con la intención de repudiar a los “formadores de precios”. La medida de fuerza es propiciada por movimientos sociales agrupados en la organización no gubernamental denominada “Los Cayetanos”, quienes afirmaron: “El avance del costo de los alimentos repercute directamente sobre el bolsillo de los sectores populares”.

Durante la jornada de ayer, organizaciones sociales agrupadas en la entidad llamada «Los Cayetanos» marcharon desde el Obelisco porteño a la dependencia de la Coordinadora de Productos Alimenticios (Colpal) con el objeto de expresar su preocupación por «el avance de la inflación» y el «repudio a los formadores de precios que afectan la mesa de los argentinos».

Se trata de las siguientes organizaciones: Movimiento Evita, la Corriente Clasista y Combativa y Somos Barrios de Pie, las que impulsan la manifestación bajo el lema «Jornada Nacional de lucha contra la inflación y los formadores de precios». La marcha comenzó pasadas las once con una concentración en el Obelisco de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y posteriormente se trasladó a la sede del Copal, sito en la calle 25 de Mayo número 516, según consignaron a la prensa.

«Hoy nos volvemos a movilizar para expresar nuestra preocupación por el avance de la inflación y el repudio hacia los formadores de precios que son cincuenta empresas que han llevado al siete coma siete por ciento el aumento de los alimentos en el último mes, más allá del 6,7% que reflejaron las indicadoras oficiales», informaron las entidades a través de un comunicado de prensa que signaron de forma conjunta, según expresaron a la prensa.

Al explicar las causas de la manifestación, sostuvieron que «el avance del costo de los alimentos repercute directamente sobre el bolsillo de los trabajadores y sectores populares, y sobre todo al sector que representamos, los trabajadores y las trabajadoras informales, precarizados y precarizadas, y de la economía popular, que tienen que darle de comer a sus familias con $16.500».

«No se puede permitir -agregan- que estas poderosas empresas sigan engrosando sus bolsillos a costa del sacrificio de nuestro pueblo, donde una gran mayoría de los trabajadores formales y los jubilados están por debajo del índice de la pobreza».

Las organizaciones sociales hicieron hincapié en que las protestas se propagarán en el interior de la República Argentina: «A lo largo y ancho del país, se estarán realizando diferentes marchas, actos y actividades en el marco de esta nueva jornada nacional de lucha, para decir: basta de inflación y por una canasta alimentaria accesible para todos y todas”, finalizaron.