Para extender el Metrobus desalojaron y van a demoler el edificio Marconetti

Las familias que ocupaban el edificio Marconetti, el viernes pasado  acordaron con el Gobierno de la Ciudad, y abandonaron los departamentos que habitaban desde hacía  20 años. Esto ocurrió 13 días antes de ser juzgados por usurpación. Ahora,  van a demoler el edificio para llevar el Metrobus del Bajo hasta el barrio de La Boca.

«Con la mudanza se cierra una etapa de más de 20 años para sus habitantes, y judicialmente hablando, de más de nueve», manifestó  Sebastián Alanis, el abogado que en el último tramo del juicio representó a los cinco habitantes.

«Abrimos una mesa de negociación con la Jefatura de Gabinete, la Dirección de Bienes y el área de Transporte, para que estas familias pudieran acceder a un crédito con las mismas condiciones que los habitantes que acordaron desde el principio. Fue un proceso duro porque el Gobierno había eliminado esta opción, y se dejó correr la versión de que mis representados habían pedido medio millón de dólares para irse, algo que jamás ocurrió», aclaró el abogado.

El abogado aclaró que debido a esas conversaciones se volvieron a habilitar los créditos del IVC a tasa cero para estos ocupantes. «Que no son ningún regalo, sino un préstamo hipotecario que pagarán mes a mes con cuotas de entre $ 3500 y $ 4000», dijo Alanis. Durante todo el tiempo que pase entre la salida del edificio y elingreso a una nueva vivienda, las 5 familias, entre ellos parejas mayores, una persona de 74 años y un matrimonio con una nena de 5 años,  alquilarán un hogar provisorio que tendrán que pagar de su bolsillo.

Todo el proceso se llevó adelante  en la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº 35, a cargo de Celsa Ramírez. La Fiscalía dijo que  «las negociaciones de los créditos las hicieron los ocupantes, con sus abogados y con el IVC. La Fiscalía no participó de esa negociación».

«El acuerdo con la Fiscalía consiste en que, si los ocupantes desalojan el edificio y desisten de todas las demandas legales, entonces se desiste de llevar el juicio oral por usurpación», detalló éste organismo.

Pero, el inmueble de la contienda fue declarado «de dominio público de la Ciudad» por la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Justicia porteña, en el mes de enero de 2017, con lo cual, sus habitantes carecen de todo derecho sobre él. «Hay un interés público que es la obra del Metrobus, y un interés privado que es la vivienda de las personas. Ahora ambos van a estar contenidos», concluyó el abogado.