Por la crisis económica, el shopping de Villa del Parque, remató sus productos y cerró sus puertas

El incremento de tarifas, las escasas ventas y la suba en los alquileres, condujeron en primer lugar al cierre de los cines y de algunos locales de venta. En tanto, durante la jornada de ayer domingo fue el último día en que funcionó “Del Parque Shopping”, quien llevaba aproximadamente un cuarto de siglo de historia en el barrio porteño de Villa del Parque.

Es un caso que no presenta antecedentes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. De esta forma, es la primera vez, que un shopping cierra en todo el territorio porteño. En esta oportunidad, tiene que ver con el centro comercial del barrio de Villa del Parque, denominado “Del Parque Shopping Center”, sito en el barrio de Villa del Parque, que desde el día de hoy permanecerá cerrado por no poder afrontar la crisis económica. Ayer domingo se remataron productos durante toda la jornada.

Durante días pasados, en la planta baja permanecieron dieciséis locales ocupados y cuatro vacíos. En la primera planta, el cincuenta por ciento de los negocios estaban cerrados. Desde algunos días los carteles que se encontraban decían «Liquido todo», «Sale final», «Remate». Las ofertas por cierre, fueron aprovechadas por algunos vecinos que visitaron el predio horas anteriores al cierre.

El proyecto que llevo a cerrar sus puertas, fue propiciado durante la segunda quincena de Marzo, por parte de accionistas a la gerencia general del lugar. Desde aquel momento, los dueños de los locales que se encontraban dentro del shopping intentaron buscar espacios aledaños a la zona del shopping de Villa del Parque, según detallaron a la prensa.

Para los trabajadores del shopping, la situación es aún más compleja. Aquellos empleados que fueron contratados por grandes corporaciones, continuarán trabajando dado que van a ser reubicados en otras sucursales, pero lamentablemente algunos agentes se enteraron de sus despidos pocas horas antes del cierre. En tanto, otro caudal de trabajadores hasta el momento  no saben si mantendrán o no su empleo, y nadie les aclaró su situación.

Los únicos locales que continuarán abiertos, aunque no se sabe hasta qué fecha, son los que poseen salida directa a la calle Cuenca, que estarán aislados del resto del predio mediante una pared provisoria. La alternativa de que otra firma se haga cargo del edificio continúa siendo incierta, y fuentes cercanas al centro comercial confirmaron a la prensa que ayer domingo 30 de junio de 2019 fue el último día que funcionó y que, hasta el momento, las negociaciones no prosperaron.