El Presupuesto porteño 2018 ingresó ayer a la Legislatura de la Ciudad

El Presupuesto 2018 de la Ciudad de Buenos Aires ingresó ayer a la Legislatura porteña presentando una reducción del Impuesto sobre los Ingresos Brutos para las industrias y un aumento del 20% en la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza.

El Presupuesto 2018 de la Ciudad ingresó a la Legislatura con un gasto total aproximado de 222.383 millones de pesos, un 19,4 por ciento más que el ejercicio pasado, una reducción del Impuesto sobre los Ingresos Brutos para las industrias y un aumento promedio del 20 por ciento de la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza , ABL.

“La Ciudad presenta un presupuesto financieramente equilibrado, con superávit económico y primario, y con bases en las mismas variables macroeconómicas proyectadas por el gobierno nacional: un crecimiento del 3,5 por ciento, un tipo de cambio promedio de 19,30 pesos y una variación de precios del 12 por ciento”, especificaron desde el Ministerio de Hacienda.

La cartera económica fue quien se encargará de remitir a la Legislatura el paquete de leyes integrado por el Presupuesto, la Tarifaria y la Fiscal, que comenzará a ser analizado en la Legislatura el viernes 3 de noviembre con la presencia del ministro Martín Mura, donde luego también hablarán  funcionarios de la Ciudad para contar sobre los gastos de cada área.

Precisamente, los recursos totales diseñados para el año próximo se elevarán un 19,4 por ciento en referencia al  2017, alcanzando los 222.383 millones de pesos, de los cuales 218.368 millones se relacionan con ingresos corrientes, el 98 por ciento del total, mientras que el 2 que resta, es decir 4.014 millones, representan los recursos de la Ciudad específicamente.

Por otra parte, contempla “una fuerte reducción del Impuesto sobre los Ingresos Brutos para las industrias”, indicaron las fuentes de Hacienda, las que aclararon que “se propone dejar sin efecto el concepto de extraña jurisdicción y así eliminar las diferencias que actualmente existen entre aquellas que tienen establecimiento en la Ciudad y aquellas que no, ya que estas últimas son alcanzadas por alícuotas hasta cuatro veces superiores a las primeras”.

“Se propone además elevar de 24 millones de pesos, a 75 millones, los topes de facturación anual para considerar exenta a la actividad industrial”, enfatizaron y especificaron “que esas modificaciones permitirán que más de 20.000 industrias puedan incorporarse a esta exención”, lo cual llegará al 90 por ciento de las industrias que tributan dentro de la Ciudad de Buenos Aires.

Asimismo, el proyecto de ley incluye también una ampliación de los montos del Régimen Simplificado, para que sea equitativo con  las categorías del Monotributo de la Agencia Federal de Ingresos Públicos.

De esta forma, se podrán integrar a este sistema ingresos anuales por hasta 700.000 pesos, ya que actualmente la categoría más elevada es hasta 400.000 pesos.

“Esto beneficiará a más de 10.000 contribuyentes que hoy deben tributar por el Régimen General, es decir con declaraciones juradas y pagos mensuales”, indicaron por medio de un comunicado.

El Presupuesto de la Ciudad prevé un aumento promedio del 20 por ciento del ABL, indicándose un tope del 23,4 por ciento, lo que refleja una baja en el índice ya que para 2017, el promedio general fue del 30 por ciento con un techo límite del 38 por ciento.

Según lo que muestran los cálculos efectuados por la Administración de la Ciudad, el 35 por ciento del padrón, que significan unas 665.000 partidas, indicará un aumento máximo de 50 pesos por mes, mientras que el promedio de aumento para este segmento del año será de 30 pesos por mes y la cuota mayor será de 263 pesos aproximadamente.

El restante 50 por ciento del  padrón , que representa aproximadamente  un millón de partidas, aumentará entre 50 pesos y 75 por mes, siendo la cuota más significativa  de 394 pesos  por  mes.

En referencia a materia social, un 53 por ciento del gasto total será dirigido a áreas como educación, salud y promoción social, en tanto que en el área de seguridad se destinarán unos 34.629 millones de pesos, es decir, un 14,6 por ciento más que para el año pasado, “destacándose la inversión en más y mejor infraestructura y tecnología” para la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

En el caso de inversión en infraestructura el monto previsto se eleva a 39.377 de pesos millones para obras como la finalización de la estación Facultad de Derecho de la línea H de subte y para mejorar las frecuencias y tiempos del resto de las demás trazas del servicio del transporte en general.

A la vez, se prevé obras de urbanización del Barrio 31 de Retiro, entre ellas, la apertura de calles, la instalación de cloacas y desagües, la instalación de  luminarias, la colocación de asfalto de calles internas y mejoras en viviendas, así como la creación de la sede del Ministerio de Educación y del nuevo complejo escolar en el interior del barrio, que presenta para estos casos un presupuesto de 700 millones de pesos.

El Gobierno de la Ciudad tubo la iniciativa de bajar del 4 al 2% la alícuota de Ingresos Brutos, por lo que más de 20 mil empresas y 10 mil monotributistas quedaían exceptuados del pago de este impuesto en la Ciudad de Buenos Aires.