Profesionales del Hospital Penna denuncian a la dirección por no cumplir con la interrupción legal del embarazo

Los equipos de Salud Sexual y Reproductiva del Área Programática del Hospital General de Agudos Dr. J. M. Penna, el día 2 de junio recibimos la notificación por parte de la Dirección de dicho Hospital, en la cual se nos informa sobre la prohibición de la atención en el primer nivel a mujeres que se encuentran en situación de aborto no punible, debiendo ser derivadas todas las situaciones al Servicio de Tocoginecología del Hospital, informando a la Dirección de todas y cada una de las prácticas.

La decisión que toma la Dirección desconoce lo establecido por el Programa de Salud Sexual y Reproductiva de la Ciudad de Buenos Aires que coordina y asesora sobre este tipo de prácticas. Desde diciembre de 2014 ha provisto a los CeSACs de tratamientos con pastillas para que se puedan resolver en este ámbito interrupciones legales de embarazos; asimismo ha brindado capacitaciones sobre abortos no punibles y ha facilitado los instrumentos que acompañan la historia clínica (declaración jurada, solicitud y consentimiento informado del Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable de Ministerio de Salud de Nación, y el que se encuentra en el protocolo de la Resolución N°1252 de la CABA).

Los motivos que argumenta para tal directiva resultan falaces en tanto sostienen un supuesto desconocimiento por parte de los equipos de salud de la normativa actual. Asimismo, ignora los obstáculos en el acceso a esta práctica en el segundo nivel de atención. Estas medidas se sustentan en una decisión unilateral y arbitraria, en el marco de una cultura institucional verticalista y jerárquica.

Se niega la trayectoria de los equipos de salud que venimos trabajando esta problemática en el primer nivel de atención y se desconocen los múltiples obstáculos de accesibilidad a esta práctica en el ámbito hospitalario, que van desde: presencia de un gran número de objetores de conciencia en los servicios de toco-ginecología y obstetricia, internaciones compulsivas y prolongadas, estigmatización y revictimización de las mujeres; los cuáles ponen en evidencia el sistemático maltrato institucional hacia las mujeres y profesionales que acompañan estas situaciones.

Somos los equipos de salud del primer nivel de atención, tanto de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como de otros efectores de la Provincia de Buenos Aires y de todo el país, los que acompañamos a las mujeres y los que garantizamos las interrupciones legales de embarazos. Es por ello que exigimos que se remuevan los obstáculos de accesibilidad y se revierta la prohibición para la realización de estas intervenciones, en tanto incumplen con las garantías y responsabilidades que debe proveer el sistema de salud y vulneran los derechos de las mujeres.

Estas dificultades fueron expuestas a la Jefa División de Ginecología, Jefa de Departamento de Obstetricia, Jefe de Unidad de Obstetricia, Jefe Unidad de Ginecología quienes tomaron conocimiento de las mismas en el ámbito de una reunión convocada por el Jefe del Departamento Área Programática realizada el 26 de marzo del corriente, de la cual participaron los jefes citados anteriormente, jefas de CeSACs, jefas y personal del Servicio Social y miembros de los equipos de salud sexual y reproductiva del Área Programática.

Equipos de Salud Sexual y Reproductiva

Área Programática del Hospital General de Agudos Dr. J. M. Penna