Flores: Se puso en funcionamiento el moderno Centro de Transbordo que agilizará el tránsito en la comuna 7

Existirá la oportunidad de combinar 22 líneas de colectivo con la línea A de subterráneos de Buenos Aires y el Ferrocarril Sarmiento. “Hoy, en realidad, más que un centro de trasbordo inauguramos seguridad y comodidad para la gente”, aseguró Horacio Rodríguez Larreta, alcalde porteño.

Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, asistió este viernes a la inauguración del Centro de Trasbordo Flores, un proyecto que ayudará a mejorar el tránsito en la zona a más de 50 mil ciudadanos, dado que posibilitará hacer combinación con 22 líneas de colectivos con la línea A del subterráneo de Buenos Aires y el Ferrocarril Sarmiento.

“Hoy, en realidad, más que un centro de trasbordo inauguramos seguridad y comodidad para la gente”, afirmó el alcalde Porteño, al enmarcar las modernas paradas iluminadas con una señalización acorde.

«Gracias a esta obra mucha más gente puede volver a pasear por el barrio”, contó alegre Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno Porteño.

Rodríguez Larreta contó que «gracias a esta obra mucha más gente puede volver a pasear por el barrio” y que “con las paradas más elevadas también le facilita a la gente con discapacidad poder subir al colectivo”.

“Son más de 50 mil personas que todos los días van a viajar mejor por la Ciudad, y seguimos, tenemos muchas obras en marcha”, aseguró el alcalde porteño Rodríguez Larreta.

Con esta iniciativa, en el lugar existirá mayor seguridad de tránsito, con cruces peatonales con mayor seguridad, accesibilidad y comodidad, dado que se disminuyeron los tramos con apoyos peatonales intermedios y se nivelaron los cruces con el objetivo de intensificar su seguridad. A su vez se repararon las veredas y se reemplazó el mobiliario porteño de las inmediaciones.

A su vez, en el evento  se encontraban presentes el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli; el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, y el secretario de Transporte, Juan José Mendez.

Una intersección que la Ciudad necesitaba

Más de 50 mil personas transitan a diario por el moderno Centro de Trasbordo Flores, donde confluyen el Ferrocarril Sarmiento, la Línea A del Subterráneo de Buenos Aires y 22 líneas de ómnibus.

El hincapié está orientado al confort y la seguridad que los ciudadanos requieren a la hora de viajar. Ya se mejoraron lugares de conexion en los barrios de Retiro, Constitución, Federico Lacroze y Pacífico. Y en esta oportunidad le tocó a los vecinos de la Comuna 7.

Ahí se cruzan el Ferrocarril Sarmiento a través de la Estación Flores, la Línea A del Subterráneo de Buenos Aires con las estaciones San José de Flores y San Pedrito y 22 líneas de colectivos entre las que se encuentran el 1, 2, 5, 8, 25, 36, 49, 53, 55, 76, 85, 86, 88, 92, 96, 104, 113, 132, 133, 136, 141 y 163.

La introducción, al frente del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, mediante la Secretaría de Transporte, contempla 1 kilómetro sobre la avenida Rivadavia, desde su cruce con Argerich – Quirno hasta las calles Caracas – Membrillar.

Obras

Durante todo su recorrido se edificaron cuatro paradores cómodos y seguros, dos orientados al Oeste y dos hacia el Este. Cada uno de ellos se encuentra equipado con mobiliario urbano moderno conformado por aluminio, señalización con información vial e iluminación de última tecnología LED.

En relación a la circulación, en cada mano se señalizaron dos carriles de exclusividad para ómnibus desde las calles Condarco – Culpina hasta Artigas – Pedernera en dirección Noroeste, y hasta Nazca-San Pedrito en sentido Sureste.

A su vez se suprimió el giro a la izquierda de la calle Bolivia, el único habilitado para el transporte público

Los autos particulares podrán circular en hasta uno y dos carriles, y algunas avenidas contarán con un carril adicional de detención, proporcional a la anchura de la avenida.

A su vez se instalarán 18 modernas dársenas para que operen camiones de caudales y de carga y descarga, y cajones azules en las calles transversales con el objetivo de optimizar el normal desarrollo del tránsito en la zona.