Se realiza en Parque Lezama la campaña de Test rápido de VIH

La campaña se realiza una vez por mes con la finalidad de acercar esta técnica a todos los vecinos. Esta técnica permite obtener los resultados en tan sólo 15 minutos.

La Campaña “Test rápido de VIH por los barrios” se realiza una vez por mes con la finalidad de acercar esta técnica a todos los vecinos y dar a conocer, de ésta forma,  los centros de testeo que funcionan durante todo el año. Se encuentra a cargo de los equipos técnicos de los mismos centros habilitados, que garantizan las derivaciones a los servicios de Laboratorio e Infectología que se necesiten en cada hospital de referencia. Con ésta novedosa técnica permite obtener los resultados  en 15 minutos. Asimismo,  se brindan preservativos.

Por otra parte, el test de VIH se puede realizar en todos los hospitales y la mayoría de los centros de salud, desde el año 2013, se viene efectuando la técnica del test rápido en el primer nivel de atención, que facilita un primer acceso  al diagnóstico en sólo quince minutos, con unas gotas de sangre extraídas por punción digital.

La incorporación de esta mejora en la atención ha ido sumando centros de salud a esta estrategia, que también ha sido implementada por algunos hospitales y organizaciones de la sociedad civil. Hoy día existen 29 centros con test rápido funcionando.

Actualmente, debido a los avances tecnológicos, se cuenta con el test rápido de VIH: una técnica muy simple que no necesita de equipamiento complejo y que por ello mismo, presenta una herramienta fundamental para el acceso al diagnóstico en el primer nivel de atención.

La evaluación radica en que la sangre se extrae de la yema de un dedo, de un modo igual a la muestra para medir la glucosa, y se coloca en un tira reactiva que ofrece el resultado en tan sólo quince minutos.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires es una de las primeras en realizar la implementación del test rápido en el primer nivel de atención; la misma se lleva adelante en el marco de un proceso de capacitación y control de calidad que se transformó en un modelo de trabajo intersectorial y multidisciplinario.

Teniendo como base un trabajo conjunto de bioquímicos, equipos de los centros de testeo y del nivel de gestión central, se homogeneizaron las herramientas para asegurar que el diagnóstico posea un alto nivel de calidad.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el 30% de los nuevos diagnósticos de VIH se realizan en pacientes que presentan síntomas de dicha enfermedad. Por tanto, personas que han perdido la oportunidad para empezar rápidamente un tratamiento. Ésta situación se podría evitar impulsando el análisis de VIH, ya que realmente es la única forma de conocer si alguien tiene la enfermedad.

Actualmente, la medicación que se utiliza  es muy efectiva para tener controlado el virus y es accesible en forma gratuita para todas las personas que lo necesiten.

Desde aproximadamente hace más de quince años, el Ministerio de Salud del GCBA, desarrolla una política muy activa en cuanto a la prevención con eje preciso en la promoción del testeo de VIH.

Todo ello, facilita el acceso a un diagnóstico en forma voluntaria, confidencial, gratuita y con adecuado asesoramiento. Por otro lado,  en todos estos espacios la actividad preventiva se unifica con la distribución de preservativos y material gráfico para informar los detalles.

La Coordinación de Salud Sexual, Sida e ITS del Ministerio de Salud GCBA lleva adelante dos estrategias preventivas primordiales :

  • El acceso al preservativo: como única forma de prevenir la transmisión de ITS durante las relaciones sexuales. En la Ciudad existen aproximadamente más de 300 bocas de distribución gratuita de preservativos.
  • La promoción y el acceso al test de VIH: Constituye la única forma de conocer si una persona tiene o no el virus. El test de VIH se puede realizar en todos los hospitales y en la mayoría de los centros de salud. Desde el año 2013 se implementa la técnica del test rápido en el primer nivel de atención, que proporciona una primera aproximación al diagnóstico en quince minutos con tan sólo extraer unas gotas de sangre por medio de la punción digital.