Seguridad: El moderno Centro de Monitoreo de la Ciudad posee 7.329 cámaras

Previene delitos y actúa de manera más rápida. Está ubicado en el barrio porteño de Chacarita y es el más amplio de Latinoamerica.

Denominado,  Centro de Monitoreo Urbano (CMU),  en el barrio de Chacarita, está considerado como el más amplio de Latinoamerica, vigila7.329 cámaras en calles y subtes que tienden a prevenir delitos e intervenir de manera más ágil por parte de las fuerzas de seguridad. Paralelamente cuenta con un Sistema de Reconocimiento Facial que posibilita la identificación de delincuentes prófugos.

En  el CUM desarrollan labores personal de las fuerzas de seguridad, conjuntamente con agentes civiles que cuentas con gran experiencia en el monitoreo de video-control, los que van a contribuir a las investigaciones de la policía y colaborarán con las solicitudes judiciales de manera más rápida y precisa.

El moderno centro conforma un Plan Integral de Seguridad que contempla incorporar más policías en la vía pública e intenta incorporar tecnología de avanzada. En tan sólo cuatro años, se sumaron 5000 cámaras, lo que hace un total de 7000.

Con la incorporación de las cámaras de video-vigilancia se puso a disposición de la Justicia a delincuentes, violadores, asesinos y narcotraficantes, y se redujo en un 50% el robo de autos dentro del territorio porteño.

En tanto, a los efectos de aportar mayor seguridad hacia los ciudadanos, se tiene previsto colocar 4.000 cámaras dentro de los colectivos, de modo que, los porteños estarán más cuidados y protegidos y tendrán el monitoreo que requieren ante cualquier eventualidad delictiva.

Con un 89% los secuestros en territorio porteño, los centros de monitoreo arrojaron que son vitales para disminuir el delito y prevenir, a su vez de que se logró incorporar 18.000 efectivos de la policía en la vía pública, frente a los 6000 que había originariamente.

Las cámaras de video-vigilancia incorporan un Software de Reconocimiento Facial, una tecnología que logra identificar los rostros de los delincuentes prófugos de la Justicia en menos de un segundo. Esta situación se posibilita gracias a una base de información suministrada por Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (Co.Na.R.C), que posee fotografías de los delincuentes.

Este dispositivo emite alertas de coincidencias sólo con personas incluidas dentro de la base de datos. Cada vez que se activan, los operadores de los centros de monitoreo notifican a los efectivos aledaños para que intervengan, donde se ha  apresado a 724 prófugos, que fueron enviados a la Justicia.