Sigue la toma en el Colegio Nacional Buenos Aires

Continua el conflicto en el Colegio Nacional de Buenos Aires: «No vamos a negociar que un abusador y un violento sigan en contacto con estudiantes”, de esta forma lo aseguraron las alumnas y los alumnos en relación a un docente que amenazó a un estudiante con “bajarle todos los dientes de una piña”, y de un no-docente, condenado por el delito de abuso sexual a una niña, niño y adolescente.

El Centro de Estudiantes del Colegio Nacional Buenos Aires determinó, a través de una Asamblea Estudiantil, efectuar una toma de las instalaciones a efectos de exigir el desplazamiento del Jefe del Departamento de Educación Física de la entidad, y de un trabajador no docente, a cargo del mantenimiento del Campo de Deportes. Paralelamente, solicitan que se implemente de forma urgente la Ley Micaela en el organismo.

Conforme consignó la prensa local, Victoria Liascovich, presidente del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires, refirió a La García a través de AM 750: «No vamos a negociar que un abusador sexual de menores y un docente que fue violento dentro del colegio sigan teniendo contacto con estudiantes».

Los reclamos se relacionan con la remoción del cargo de Roberto Rodríguez, Jefe del Departamento de Educación Física de la comunidad educativa, a quien se le inició un sumario y suspendido por el término de 30 (treinta) días, sin goce de haberes, por presuntos actos de violencia contra una alumna. Lo supuestamente acontecido, conforme manifestaron los estudiantes, es que el profesor habría encerrado en la vicerrectoría y amedrentado con “bajarle todos los dientes de una piña” a un estudiante.

Los estudiantes manifiestan que este hecho se originó “luego de que el estudiante denuncie públicamente (a Rodríguez) por seguir fuentes de pornografía de adolescentes en Twitter”.

El reclamo secundario es el despido o traslado de José Sebastián Báez, un empleado No docente, que se encuentra a cargo del mantenimiento del Campo de Deportes de la entidad educativa. Báez a su vez posee una condena de tres años de prisión en suspenso, por abuso sexual hacia una menor de edad, dentro de su vivienda.

Liascovich adicionó que tendrán una reunión con la máxima autoridad, esto es la rectora del lugar, Valeria Bergman, durante la jornada de hoy, y aguardan que sus demandas sean aceptadas. De esta forma, aseveró que la toma se levantará de forma inmediata.

La representante de los alumnos y las alumnas manifestó que “Nuestras condiciones son muy claras: que el condenado sea despedido o desplazado a otra dependencia de la UBA donde no tenga contacto con menores, que el docente denunciado no vuelva a tener contacto con estudiantes hasta tanto se jubile, que faltan tan solo dos meses”. También, argumentó que “También pedimos que se implemente la Ley Micaela dentro del colegio, para que haya una formación obligatoria de educación sexual integral para docentes, no docentes y autoridades del colegio”.