Suspenden cirugías en el Udaondo porque el instrumental está oxidado

El instrumental quirúrgico en el Hospital de Gastroenterología es de los 70, está “todo oxidado” y ya no se puede esterilizar. Antes, las cirugías se habían suspendido por falta de sangre.

En el Hospital de Gastroenterología Bonorino Udaondo, en Avenida Caseros 2061, desde hace un mes y medio están suspendidas las cirugías programadas. El motivo: falta de instrumental para poder operar. Según los trabajadores, las pinzas que se usan en el quirófano estaban oxidadas y ya no se podían esterilizar más. Antes, el quirófano había estado paralizado por falta de sangre.

Las pinzas que se usan en el quirófano estaban oxidadas y ya no se podían esterilizar más

“Hace un tiempo desde el servicio de esterilización se dio de baja casi todo el instrumental que se usa para operar porque estaba en condiciones calamitosas, no se podía esterilizar más”, cuenta a Diario Z Martín Chile, trabajador del área de esterilización y delegado de ATE.

Según Chile, los instrumentos que se usaban para operar en el hospital eran de los 70,  estaban oxidados y eran irrecuperables. Antes, las cirugías se habían suspendido por falta de sangre, el stock mínimo que tiene que tener el hospital para operar y atender emergencias.

Antes, las cirugías se habían suspendido por falta de sangre

“Por una cosa o por otra siempre hay que suspender las cirugías”, dice.

En el Udaondo se hacen más de cien cirugías programadas por mes. “El problema de suspenderlas es que los pacientes tienen que seguir internados sin saber hasta cuándo”, explica el trabajador.

El problema de la esterilización de los instrumentos no es nuevo. Según cuentan los trabajadores del área, el autoclave -aparato que se usa para esterilizar el material- estuvo fuera de funcionamiento.

“Teníamos que llevar todo a hospitales vecinos. Pero movilizar el material es un riesgo. No puedo asegurar la esterilización si hubo que poner los instrumentos en el baúl de un remís para poder trasladarlos”, cuenta Chile.

Tuvimos que llevar el instrumental a hospitales vecinos en el baúl de un remis.

Además de pinzas oxidadas para operar, los médicos dicen que faltan medicamentos e insumos básicos como Omeprazol, ambos para cirugía y secamanos en los quirófanos. También dicen que faltan habitaciones y hay pacientes “internados” en los pasillos y oficinas.

“Nadie nos da una respuesta. El año pasado vino a recorrer el hospital una legisladora del PRO y dijo que el Udaondo está en perfecto estado”, ironiza Chile.

Fuente: Redacción Z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.