Terciarios CABA: Disminuyó la cantidad de estudiantes que rindieron exámenes finales durante el confinamiento

 “El centro de estudiantes nació mucho antes de mi llegada, como una propuesta de un grupo de alumnos para tratar de articular un poco lo que es los docentes, los alumnos y lo que sería la dirección del instituto. Alrededor del dos mil quince, el Instituto de Formación Técnica Superior Nº 9 debe tener casi quince años ya”, afirmó Juan ECHAIDE, presidente del Centro de Estudiantes del Instituto de Formación Técnica Superior Número 9 (IFTS Nº9).

“Bueno, nosotros tratamos de gestionar entre los alumnos y las autoridades y los docentes para facilitar el proceso para todos, por ejemplo, gestionamos los apuntes, hacemos de vinculo de comunicación entre los docentes y alumnos si algún profesor no viene o algo, nosotros hacemos de gestor, tenemos clases de apoyo para ayudar a nuestros compañeros que muchas veces es cuestión de otra forma de explicar y se entienden las cosas. Tenemos varias cosas, varios proyectos también, pero bueno, muchos se fueron truncados, organizamos así eventos para fomentar la interrelación entre nosotros y crear ese espíritu de pertenencia y defendemos al IFTS como paso en dos mil dieciocho cuando nos quisieron trasladar”, contó el estudiante en diálogo con Roberto VILLALOBOS ATLAS y Cintia NEVES.

“En el IFTS Nº 9 dan la carrera de técnico superior en administración de empresas, y técnico superior en gestión de relaciones humanas”, dijo ECHAIDE en el aire de www.radioorion.com.ar, en dúplex con AM 690 y más de 29 retransmisoras en siete países asociadas a la Red Orión.

“La cursada vía remota es durísima, es bastante complicado, hay una pluralidad de situaciones y hay quienes no tienen acceso directamente, hay quienes tienen un buen acceso, hay quienes trabajan cómodos con este sistema, hay quienes no trabajan cómodos, es bastante una remada para ser como mas explicito. Tenemos la suerte de con una muy buena voluntad del noventa por ciento de los profesores, y realmente se muestran en esta situación la voluntad de aprender de mis compañeros, mas allá de la intención de aprobar o no y se queda plasmada en el esfuerzo y la voluntad que se genero, todo el movimiento, que hizo que pudiéramos seguir cursando”, indicó en la producción Reporte Urbano, declarada de Interés para la Comunicación Social de la Ciudad de Buenos Aires por la Legislatura Porteña.

“Nosotros generamos a pulmón, entre el centro y las autoridades toda la plataforma que estamos trabajando online, utilizando todos los recursos gratuitos disponibles y cómo podemos lo vamos llevando. Quien puede da clases por un medio, quien puede da clases por otro y nos vamos coordinando. Nosotros le hacemos de alto parlante a los docentes para transmitir a los compañeros, más o menos para tener una organización”, subrayó.

“Lamentablemente primo la voluntad del ministerio de educación, como siempre de forma, bastante autoritaria, la realidad es que dar un final de una materia entera vía video conferencia con la infraestructura que tenemos resulta impracticable y si encima le sumamos las normas que se pusieron para este procedimiento que implicaba la presentación, una declaración que decía el examen se va a hacer así, te muestro el documento, yo soy pirulo, yo soy tal, ya el tiempo de cada video conferencia se hacía demasiado largo, y ya normalmente rendir un final es largo, por video conferencia resulta difícil y además es digamos no tiene una constancia real, la validez de un examen final es una validez legal. Entonces resultaba bastante poco practicable, nada, realmente se dieron muy pocos exámenes finales en comparación a los que se dan normalmente, muy poca gente se anoto porque resultaba bastante impracticable. Es una lástima que no hayan decidido postergar las fechas y sencillamente dando un aplazamiento a quien se le fuera a vencer la materia”, indico.

“La pandemia por un lado nos abrió otra realidad y nos obligo a comunicarnos forzosamente mas entre los docentes y los alumnos, nos genera ahora otra forma de ver la situación, seguramente va a enriquecer mucho el proceso educativo, mas nos obligo a ayornarnos a los que quizás no le prestábamos atención y que puede llegar a ser muy provechoso en un futuro, la verdad no me imagino como podamos solucionar ciertos inconvenientes que la pandemia nos presento como el aglomeramiento de gente, pero va a ser complicado, supongo que se tendrá que aumentar la cantidad de comisiones para que esto funcione, porque en realidad si vos lo pensás, nosotros en comisión tenemos inscriptos en el año que menos alumnos tiene cuarenta alumnos, y en los primeros años llega a haber cien alumnos por comisión. Entonces ahí va a haber que implementar alguna forma de hacer que haya una distribución más pareja del alumnado en las comisiones, pero lo bueno es que nos ayornamos de nuevos medios que podemos llagar a implementar y facilitar muchísimo la educación a los compañeros aprovechando las tecnologías que ahora tuvimos que implementar”, planteó.

“La realidad es que siempre hay quien es mas cómodo de una forma que la otra, pero la realidad general es que dar una clase on line y dar una clase presencial no tiene comparación, la clase presencial siempre es mucho mas practica y funcional, imagínate por ejemplo, materias que están pensadas para trabajar en forma de debate dentro del aula, te puedo decir, filosofía, ética, principios de la administración, el diseño de la currícula está pensado en ese debate entre el docente y el alumno, eso en el aula es fácil de llevar, en una video conferencia, resulta impracticable porque cuando ya tenés dos micrófonos abiertos es un despiole de audios, entonces se tuvo que modificar todo a un formato menos orgánico, mas estructural y eso no ayuda, la facilidades a la hora de expresar en materias que son matemáticas, podría ser contabilidad o matemática si, en el pizarrón, con la tiza, es simple y llano, escribo los números y hago la cuenta, en la computadora no funciona con la misma practicidad”, concluyó.

Escuchá la nota completa: