Un DNU modificó la ley de riesgos del trabajo. Pretenden bajar la litigiosidad laboral

El presidente Mauricio Macri ya firmó su primer decreto del 2017 que modifica la ley de ART. Si bien el Jefe de Estado le reclama a la ciudadanía “no tomar atajos”, en la Casa Rosada decidieron no esperar al Congreso.

La decisión del Ejecutivo cosechó críticas de la oposición: reclaman que la reforma se trate en sesiones extraordinarias. También hubo disidencias en Cambiemos. Sin embargo, el oficialismo no quiere perder tiempo; considera vital la modificación de la ley para dinamizar el mercado laboral y reducir el empleo no formal. No quiere exponerse a una negociación de resultado incierto en Diputados.

Uno de los puntos principales es que, ante un accidente o una enfermedad laboral, la norma establece que será obligatorio recurrir a una Comisión Médica para evaluar el caso antes de iniciar un reclamo judicial. Si el trabajador no está conforme, podrá recurrir a la Justicia laboral.

Por tratarse de un DNU, la Casa Rosada no puede fijar cómo financiará la dependencia de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. Bastará una reasignación de partidas de la jefatura de Gabinete. La comisión bicameral de DNU del Congreso deberá ratificar o rechazar el decreto.