Un policía de la Ciudad le salvó la vida a un niño de tres años en el barrio de Barracas

Marcelo D’Alessandro, secretario de Justicia y Seguridad, se encontró con el niño al que un miembro de la Policía porteña le salvó la vida.

El secretario de Justicia y Seguridad de la C.A.B.A., Marcelo D’Alessandro, distinguió hoy al agente Carlos Fernández por asistir de forma oportuna y salvarle la vida a un niño de tan solo tres años, que había padecido un grave episodio en su brazo mientras jugaba en su hogar en el barrio porteño de Barracas.

“Agradezco a los padres de Benjamín que vinieron a reconocer a Carlos Fernández. Esto ocurrió en un fin de semana, Benjamín sufrió un corte complicado con un vidrio en un brazo que puso en riesgo su vida. Gracias al rápido accionar del oficial se lo pudo trasladar al hospital”, declaró D’Alessandro en la conmemoración que realizaron en las instalaciones  del Ministerio de Justicia y Seguridad junto al efectivo de la Comisaría Vecinal 4 D, quién tomó intervención con los padres del menor.

El funcionario resaltó que los efectivos “en forma diaria tienen eventos de ayudar en partos, de salvarle la vida a adultos mayores y en diferentes situaciones de riesgo”.

“Hoy tuvimos la suerte que Carlos Fernández pudo salvarle la vida a Benjamín en este accidente. Insisto en este reconocimiento y agradecimiento de los padres porque los policías, los hombres y mujeres de la fuerza de seguridad, todos los días están al servicio del vecino y realizan estos actos, que muchas veces no se conocen, pero en este caso queda evidenciado que la policía está al servicio en todo sentido, no sólo para cuidarnos sino para actuar como en este caso rápidamente de forma profesional, que es para lo que se preparan y forman”, ahondó el titular de Justicia y Seguridad.

En tanto, el miembro de la fuerza metropolitana agradeció la distinción y aseguró que en su misión actuó acorde a cómo le enseñaron en la policía a desenvolverse frente a situaciones límites.

“Recién salíamos a recorrer la zona y cuando vimos a los padres con el nene frenamos y los llevamos al hospital. Nos quedamos a acompañar a la familia y cuando nos dijeron que ya no corría riesgo su vida y la mano la tenía recuperada al 100 por ciento, fue una tranquilidad para todos. Siempre te preparas para todo y actúas acorde a cómo te enseñaron tus superiores”, agregó Fernández.

La familia del niño se hizo presente y agradeció con sus palabras el veloz accionar de los agentes cuando intervinieron para trasladar a Benjamín al nosocomio de salud mas cercano, posteriormente a sufrir el accidente doméstico.

“Voy a estar siempre agradecido a los policías por cómo actuaron, fueron minutos fundamentales para salvarle la mano a mi hijo, si no hubiesen estado ellos, no sé qué hubiera pasado”, resaltó.