Covid-19: La tasa de positividad aumentó a 19.7% en CABA

En el marco de la emergencia sanitaria, El ministro de salud porteño, Fernán Quirós sostuvo que las largas filas en las UFUS son ocasionadas porque “la gente elige mal los lugares para testearse”.

«Las unidades febriles no son el lugar para ir, estar esperando tres o cuatro horas innecesariamente. Tenemos dispositivos en los que en treinta minutos los podemos testear”, lamentó el titular de la cartera de Salud de la Ciudad de Buenos Aires. Aunque volvió a propiciarse en contra del plan de vacunación nacional, expresó que la tasa de letalidad en el sector inoculado está disminuyendo.

Posteriormente a la difusión de las últimas semanas, donde se difundieron imágenes con importantes demoras en las Unidades Febriles de Urgencia (UFU) de los hospitales del área capitalina, con hasta cinco horas de demoras para hisopados, el titular de la cartera de Salud de la C.A.B.A., Fernán Quirós, subrayó que el motivo tiene que ver con que “la gente elige mal los lugares para ir a testearse”. De esta forma, lamentó a aquellas personas que concurren a esos espacios sin síntomas, en lugar de solicitar turno en los centros de testeo.

«Hay 21 unidades febriles de hospitales públicos (UFU), que son lugares de testeo para personas que se sienten mal, enfermas, que tienen síntomas, fiebre, malestar general, algún síntoma significativo como pérdida de olfato o gusto», dijo Quirós. Y soslayó: «A esas UFU deben ir personas con síntomas, hay una infraestructura de médicos, estudios, enfermeros, otros trabajadores de salud para atender personas de riesgo, hacer exámenes clínicos; el proceso de atención es lento por el examen y el estudio complementario; las personas que van a la UFU deben ser las que están enfermas, las que se sienten mal, porque ese proceso es más lento y está orientado a la atención dentro de un hospital».

«Las unidades febriles no son el lugar para ir, estar esperando 3 o 4 horas innecesariamente. Tenemos dispositivos en los que en 30 minutos los podemos testear. Estamos eligiendo mal el lugar a donde ir a hacer el testeo», continuó. Por su parte, los últimos índices de la pandemia en territorio porteño dan cuenta de nuevos récords en el contexto de la segunda o tercer ola de covid-19: un total de 2.265 nuevos casos de la enfermedad y doce personas fallecidas fueron contabilizadas en las últimas 24 horas en la C.A.B.A., razón por la cual el número de contagiados asciende a 272.568 y 7.297 el de muertos en el distrito desde el comienzo de la emergencia sanitaria.

El funcionario reconoció un “ascenso muy acelerado de los casos, llegando a promedios móviles de los últimos siete días de 1750 casos de promedio por día”. En su conferencia de prensa para dar explicar la situación sanitaria en el área, afirmó que tasa de positividad aumentó a 19.7% en C.A.B.A. y ahondó que “la letalidad en mayores está empezando a descender en la ciudad sin duda porque el proceso vacunatorio está avanzando”.

Posteriormente a esa afirmación, fue consultado sobre la difusión desde la fuerza política que lo representa–acompañada por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta- sobre un documento que cuestiona el plan de vacunación nacional y su “fracaso”. Quirós fundamentó que “desde el punto de vista sanitario, la campaña de vacunación en Argentina ha sido más lenta y demorada de lo que todos pretendíamos y esperábamos. Si hubiéramos estado en este momento con la mayoría de personas mayores vacunadas, el escenario sería mejor”.

Asimismo, expresó que se continúa completando la vacunación en los mayores de setenta y cinco e iniciando con la población de más de setenta, para quienes existen más de ochenta mil turnos dados, y de ese grupo “quedan unas 112 mil personas empadronadas en espera de turnos”. “Necesitamos llegar a mayo con todos los grupos de riesgo vacunados”, alertó el ministro.

Quirós aseguró que existe “una mirada común” entre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires y la Nación en cuanto a la necesidad de “disminuir los encuentros sociales, reducir la nocturnidad y cuidar el transporte público” para disminuir el aumento de contagios de covid-19, que ayer alcanzó los 20.870 casos.