La Auditoría de la Nación denunció que el Gobierno de la Ciudad dejó sin presupuesto al programa de asistencia a las víctimas de trata

La Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires denunció que el Gobierno porteño dejó sin presupuesto al programa de asistencia a las víctimas de Trata de Personas.

Según lo que arroja el informe elaborado y publicado por la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, acerca  del relevamiento al Programa Detección, Protección y Asistencia a las Víctimas de Trata de Personas (Ley 2781), el auditor general por el Frente de Todos, Lisandro Teszkiewicz, indicó que «Horacio Rodríguez Larreta y María Migliore no están brindando la atención necesaria a la población que ha sido o es víctima de trata de personas».

En concordancia Teszkiewicz comentó que «Los problemas empiezan en el presupuesto y llegan a todos lados, cuando uno lee la Ley de presupuesto se encuentra que las actividades que prevé la Ley 2781 para detección, protección y asistencia a víctimas de trata no están presentes en el descriptivo presupuestario, es decir no están contempladas en la asignación de recursos. Le dan a la Dirección General de la Mujer la responsabilidad de ejecutar el programa, pero los fondos se los asignan a la Unidad Ejecutora que administra la ministra de Desarrollo y Hábitat, María Migliore, en vez de la propia directora por lo que de esa manera se encuentra sin recursos para cumplir con sus funciones».

Asimismo, el programa no contó con trabajadores sociales, profesión cuyas incumbencias son determinantes para ofrecer una asistencia social adecuada, las actividades desplegadas  en el marco del Programa presupuestario no poseen  normativa de creación como Programa de Gestión ni tampoco reglamentaciones que establezcan los alcances de su trabajo, diferenciando su acción de aquella del resto de los organismos que tienen injerencia  en materia de detección, asistencia y protección a víctimas de trata. A la vez, el auditor peronista  comentó  “es una vergüenza que la Ciudad más rica del país, en el año 2020 se hayan destinado solo $330.000 de su presupuesto para la atención de las víctimas de trata sexual y laboral. Rodríguez Larreta redujo el presupuesto en un 94,3% respecto el año anterior, dejando claro que la lucha contra la esclavitud no le interesa”.

“Mientras la Ley habla de una asistencia de carácter integral la intervención oficial se encuentra fragmentada entre varios organismos, sin una integración y supervisión única. La Dirección de la Mujer no cuenta con un Programa ni efectores propios para la atención y protección de las víctimas de trata, no hay reglamentaciones específicas, ni siquiera cuenta con una trabajadora o un trabajador social que acompañe a las víctimas de trata”, describe  el auditor de la Ciudad.

Por otra parte, en el relevamiento efectuado se observan la falta de articulación interinstitucional entre el organismo a cargo de la actividad de fiscalización de establecimientos comerciales (Agencia Gubernamental de Control), que pudiera ofrecer  la detección de situaciones de trata de personas, y el Programa, analizado que como organismo indicado debe participar acompañando a las víctimas que son identificadas en transcurso de los procesos de inspección.

Asimismo, en el informe también se muestran falencias  en materia de patrocinio jurídico derivadas de la insuficiente articulación institucional, por lo que nos encontramos con «un problema crítico es el alojamiento de las personas rescatadas de los circuitos de trata laboral, las mujeres y varones víctimas, con o sin hijos, son alojados en hogares y paradores que no son destinados específicamente para ellos, que no se ajustan a la normativa vigente ni a las directrices establecidas en la materia a nivel internacional. Tengamos en cuenta que son personas y familias atravesando un momento terrible, a quienes el Estado hasta ahora les ha fallado en la protección, que en pleno Siglo XXI son víctimas de esclavización, y requieren una atención particular», advirtió  Teszkiewicz, y también que «resulta inconcebible que los programas asistenciales destinados a quienes no se alojan en los paradores y albergues, tienen un carácter transitorio y precario que dificulta la intervención sostenida y a largo plazo que se necesita. No puede ser que no existan programas específicos que promuevan la inclusión laboral y educativa, que permitan una vida independiente en el futuro”.

«Es realmente escandaloso que durante todo el 2020 no haya evidencias de algún mínimo funcionamiento del Comité de Trata previsto en la Ley 2781, con esta informe queda claro que Rodríguez Larreta y Migliore, con su ineficiencia, incumplen la Ley y abandonan a las víctimas de trata a su suerte», concluye el auditor del Peronismo por la Ciudad.