Tras 10 días de agonía, falleció un enfermero del Hospital Rivadavia por covid-19

José Aguirre se desempeñaba como profesional de enfermería en el Hospital Rivadavia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Murió “tras haberse contagiado con coronavirus mientras atendía a los pacientes que desbordan el Hospital Rivadavia”, refieren compañeros que lo homenajean y piden regresar a la fase uno.

“Lxs trabajadorxs de la salud morimos de desidia”. De esta forma lo describen empleados y empleadas de salud mediante un documento que viralizaron en los últimos días, que se encuentran amparados por la Asociación de Trabajadores del Estado del Hospital Rivadavia. Detallaron: “el fallecimiento de otro compañero trabajador de la salud, víctima del Covid-19 y la desidia del Gobierno de la Ciudad”.

En el día de ayer, dieron a conocer que después de diez días de agonía contra la enfermedad que está matando al mundo, falleció el trabajador José Aguirre, enfermero del Hospital Rivadavia, “tras haberse contagiado con coronavirus mientras atendía a los pacientes que desbordan el Hospital Rivadavia, así como sucede en otros centros de salud”.

“Por José y para no perder otrx compañerx, volvemos a exigir a Horacio Rodríguez Larreta que la ciudad vuelva de inmediato a la FASE 1 de cuarentena, y que se audite la calidad y cantidad de material de bioseguridad para lxs trabajadores de la salud, así como su logística y distribución, para que nadie más muera trabajando”, alertaron en el documento, y llamaron a una conferencia de prensa  a las 8 de la mañana en el día de hoy en las instalaciones del nosocomio porteño, ubicado en Las Heras y Tagle, a los efectos de rendir “homenaje a José Aguirre como el héroe y gran compañero que fue”.

Según contaron a la prensa local, diferentes profesionales del centro asistencial habían alertado que casi 70 miembros del efector de salud habían sido diagnosticados con covid positivo. Dicha situación los condujo a solicitar testeos para todos los trabajadores. Hace unos días también se conoció la noticia del fallecimiento de otro enfermero del Hospital Durand, ubicado en el barrio porteño de Caballito, bajo los mismos reclamos que hacen mención a la carencia de insumos básicos para el personal de la salud que no logran evitar la propagación del virus.