CABA: La justicia local rechazó la apelación del gobierno local y paralizó la mega obra en la Comuna 6

La Justicia de la Ciudad no hizo lugar a la apelación del ejecutivo local y paralizó las torres del barrio porteño de Caballito.

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires rechazó el recurso interpuesto por el ejecutivo de la Ciudad y paralizó el proyecto de Ciudad Palmera.

El Tribunal Superior de Justicia –TSJ- porteño no hizo lugar al recurso interpuesto por el Gobierno porteño, quién había pedido al máximo tribunal declarar inconstitucional la medida cautelar resuelta por la Sala de Apelaciones número 2 del fuero Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, que a través de un fallo frenó la inmensa obra en la Comuna Nº 6 Caballito, sitio donde la empresa Alto Palermo S.A. (IRSA-Portland) intentaba edificar un Shopping y un complejo de mil ciento ochenta y ocho unidades funcionales, en la avenida Avellaneda 1300/1400/1500, cercano a las instalaciones del Club Ferro Carril Oeste.

Según la sentencia judicial, el magistrado Darío Reynoso, conjuntamente con la Sala número 2 de Apelaciones, entendieron que la envergadura del proyecto excedía los límites autorizados para la actividad comercial.

El Gobierno local pidió que se declare inconstitucional a la medida cautelar, pero el Tribunal Superior de Justicia fue contundente: “Pese a sus esfuerzos argumentativos, el GCBA no logra explicar cuáles son los perjuicios actuales o futuros de carácter irreparable que considera que podría causar la medida impugnada”.

Comuneros de la oposición, pertenecientes a la Junta Comunal Nº 6, del barrio porteño de Caballito, dijeron a la prensa: “La presentación de Larreta en la justicia fue su último ‘manotazo de ahogado’. Esta actitud deja en evidencia que la ‘Ciudad Palmera’ no es solo un proyecto de IRSA sino que el GCBA tiene un interés particular ya que fue el único que sigue insistiendo en la justicia. Sin embargo, la Justicia nos sigue dando la razón a lxs vecinxs de Caballito: es una obra con un permiso irregular y con un alto impacto ambiental. Ya no hay más dudas: Larreta e IRSA son lo mismo y tienen los mismos intereses. Solo la resistencia de lxs vecinxs del barrio les puso un freno. Caballito necesita más espacios verdes que mejoren la calidad de vida de todxs lxs porteñxs”.

En tanto, Nadia Solodkow, vecina de la comuna y letrada patrocinante en el amparo indicó: “Sabemos que es un triunfo, pero no nos sorprende porque la presentación del Gobierno de la Ciudad fue improcedente, tal como fueron todas las presentaciones hasta ahora realizadas”.

2534