CABA: Presentaron dos proyectos de ley de educación para el trabajo

La diputada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Maru Bielli, afirmó: “Necesitamos fortalecer el subsistema de formación para el trabajo en la Ciudad”.

Asimismo, la funcionaria presentó dos proyectos de ley de educación para el trabajo. El primero propone un régimen de becas para mujeres y disidencias. El otro, apunta al sector de la construcción.

La legisladora porteña por el Frente de Todos, Maru Bielli, presentó la semana anterior dos proyectos de ley de educación para el trabajo. “Frente a una industria en crecimiento que requiere cada vez más perfiles técnicos, las políticas de fomento al aprendizaje de estos saberes son fundamentales para generar empleo y reducir brechas de género”, sostuvo.

Uno de los proyectos de ley establece un Régimen de Becas para alumnas mujeres e identidades trans de las carreras de tecnología de los Institutos de Formación Técnica Superior que dependen del Ministerio de Educación de la Ciudad. La propuesta forma parte del análisis de que en el ámbito de la programación el porcentaje de mujeres es de un dieciséis por ciento, frente a un ochenta y cuatro por ciento de hombres.

“La Ciudad cuenta con Institutos Técnicos Superiores donde se dictan distintas carreras vinculadas a Tecnología. Muchos de estos perfiles son lo que se necesitan en una industria en crecimiento. Consideramos que desde la Ciudad se debe potenciar el nivel superior de formación técnica y es fundamental que se haga con perspectiva de género”, argumentó.

El segundo proyecto de ley se relaciona con el ámbito de la construcción. Si bien esta industria es uno de los motores del desarrollo económico del país, sólo el cuatro coma seis por ciento de sus trabajadorxs son mujeres, conforme información suministrada por la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía de la Nación.

En tanto, desde la privada de la Diputada Bielli sostienen la creación del Programa “Nosotras Construimos”, dirigido a la inclusión social y laboral de mujeres de entre dieciocho y veintinueve años que se encuentren desempleadas y en situación de vulnerabilidad.

La iniciativa se basa en una beca para la formación en oficios vinculados a la construcción, brindados por Centros de Formación Profesional de la Ciudad, públicos o conveniados y la constitución de un registro que permita vincular a esas mujeres con las firmas que licitan obra pública con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En este último supuesto también se arranca de un panorama de preocupación por las barreras a las que se enfrentan las mujeres en el acceso al mercado laboral. “La tasa de desempleo entre las mujeres jóvenes es la más alta de nuestra Ciudad. Las políticas públicas deben incorporar una perspectiva interseccional y orientarse a reducir brechas y generar mayores oportunidades ahí donde más se necesita”, finalizó Bielli.