CABA: Protestan frente a la legislatura por los comedores escolares

Denunciarían al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por “hacer negocios con la comida en los establecimientos educativos locales”. A su vez exigirían el cambio del menú por algo más saludable. Se hizo hincapié en que sumen más frutas y verduras de cooperativas agroecológicas a cambio de los productos ultraprocesados y en mal estado, según consignaron a la prensa local.

La diputada de la Ciudad por la oposición, perteneciente al Frente de Todos, Ofelia Fernández, protagonizó una jornada de lucha frente al Parlamento local, ubicado en la calle Perú, número 160, a efectos hacer presión con la aprobación de un proyecto de su autoría, que ostenta mejorar el sistema de comedores y viandas de la educación en el distrito que gestiona el Jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Es menester subrayar que uno de los principales motivos que llevó adelante la concreción del proyecto fue la denuncia por parte de Fernández de constantes “intoxicaciones” de estudiantes y estudiantas en las instituciones educativas de la Ciudad, en paralelo con una “baja calidad nutricional” en los menús que entrega el Gobierno de la Capital Federal.

«La calidad de la comida es mala», afirmó frente a una multitudinaria convocatoria en las inmediaciones de la Legislatura y alertó que existe «un negocio» de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta con las entidades proveedoras del servicio de alimentación. Un negocio que, la semana que viene, será denunciado de forma formal desde la organización no gubernamental El Movimiento.

«Se trata de cambiar el espíritu del sistema de alimentación escolar, el que hoy está al servicio de un negocio, por uno que otorgue la mejor alimentación posible para los pibes y las pibas, porque en las escuelas se come mal, la comida no es saludable y es de mala calidad», afirmó la diputada capitalina.

Conforme se desprende de lo consignado a la prensa local, Fernández esgrimió que el esquema actual determinado por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para los concesionarios de los comedores y de viandas «suma puntos a las empresas en relación a la cantidad de años que llevan de servicio, pero no tiene en cuenta las infracciones con que ya cuentan los proveedores que, en muchos casos, reciben múltiples denuncias por casos de intoxicaciones».

«Atrás de eso hay un negocio ya que algunas de las empresas fueron aportantes de la campaña electoral de Cambiemos en 2015», expresó la legisladora porteña, la que adelantó que la sanción del proyecto resultará de extrema dificultad porque se requiere contar con los votos del bloque oficialista en la Ciudad que responde al alcalde Horacio Rodríguez Larreta.

En consecuencia, el proyecto ingresó al parlamento la semana anterior con la autoría de Fernández, conjuntamente con su compañero de bloque Matías Barroetaveña, para «transformar el funcionamiento de los comedores y viandas en jardines, primarias y secundarias» de la Capital Federal.

Así las cosas, propone la «universalización y gratuidad de la asistencia alimentaria escolar» y prohibir que las firmas que fueron multadas por un mal servicio puedan proveer alimentos. A su vez propone que las frutas y verduras estén producidas por cooperativas agroecológicas y que se propicie la compra de alimentos a pymes, así como también se conforme una comisión interdisciplinaria, cuyos miembros sean nutricionistas y actores de la comunidad educativa que controlen los menús y su implementación.