Cómo actúa la fuerza del Cuerpo de bomberos entrenada para rescates extremos

La unidad representa  al Cuerpo de Bomberos e interviene en  situaciones  extremas: como ser intentos de suicidio, derrumbes y estructuras que van a colapsar.

La escena sorprendió a  miles de espectadores  que seguían las imágenes por televisión: un ex policía federal que amenazaba con arrojarse al vacío desde un andamio situado  frente al Congreso de la Nación quedó suspendido  en el aire por un bombero que lo sujetaba con un brazo, en tanto sus compañeros trataban de socorrerlo. Asimismo, fueron segundos eternos para los agentes, que igualmente lograron salvarlo y trasladarlo a un hospital.

El operativo se efectuó el viernes pasado y se encontró a cargo del Grupo Especial de Rescate (GER) de los Bomberos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, una fuerza entrenada para intervenir en  situaciones extremas como intentos de suicidio, derrumbes, estructuras colapsadas y rescates subacuáticos.

“Cuando llegamos al lugar nos informaron que habían intentado entablar una conversación con el hombre que amenazaba con tirarse, pero estaba muy alterado. Por eso se decidió reducirlo. Primero tiró un caño de la estructura que rodeaba al monumento y luego golpeó a un agente”, comentó el teniente Luis Vargas Ferreiro, a cargo del operativo del que participaron siete bomberos del GER y personal de la Policía Federal.

En tanto intentaban reducirlo para lograr que desciendan, se vivió el momento más intenso: “Era muy difícil acceder al lugar en el que estaba y en un momento se soltó. Un agente del GER lo agarró y lo sostuvo solo, durante unos dos segundos”, expresó  Vargas Ferreiro, miembro del GER desde hace tres años.

Hacia el final el ex policía fue contenido y pudieron bajarlo del monumento en la barquilla. Más tarde fue puesto a resguardo, y luego lo trasladaron en una ambulancia del SAME, con apoyo psiquiátrico, al hospital Alvear.

La labor del GER

El Grupo Especial de Rescate (GER), factor clave en el exitoso operativo, posee  sedes en los barrios porteños de Saavedra y Caballito. Fue creado en la década del ‘80 cuando las dotaciones se encontraron superadas con situaciones no convencionales. Los miembros luchan por la vida y en extremas situaciones como  intentos de suicidio, derrumbes, estructuras colapsadas y rescates subacuáticos.

A fines del mes de junio, la fuerza participó de un operativo de rescate durante el incendio en el edificio de Recoleta, donde fallecieron una mujer y sus tres hijos.

Pablo Giardina, segundo jefe de la Brigada Especial de Rescate de la cual depende el GER, comenta  que el grupo entra en acción cuando “hay personas que quieren arrojarse al vacío desde cualquier estructura (puentes, antenas, terrazas, balcones)” y en situaciones de derrumbes, de estructuras colapsadas o de rescates acuáticos o subacuáticos (buceo).

“Cuando hay incendios se encarga de la evacuación, al igual que en los siniestros viales, cuando interviene para sacar a las personas de los vehículos”, expresó  Giardina.

Asimismo, explica que el GER intervino en diferentes siniestros que tuvieron trascendencia, como los incendios en el boliche Cromañón y en la fábrica de Iron Mountain, y el choque en la estación de trenes de Once, entre otros más.

Para finalizar, Giardina comenta  que durante el año de pandemia el GER tuvo un promedio de un rescate por semana y el 95% fue realmente exitoso.

Por otra parte, para poder ingresar al GER hay que ser miembro de las fuerzas de seguridad y llevar a cabo un exigente curso de formación.

El Comandante Flavio Chiappetta, jefe de la Brigada de Rescate del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad, comenta  que el curso dura aproximadamente siete semanas y cada una tiene distintos ejercicios: “Se arranca con pruebas básicas de cuerdas, los primeros nudos y el primer acercamiento a un rescate en altura.

La segunda semana es de cuerdas avanzadas, y ahí ya se ven técnicas de rescate de suicidas, trabajo con péndulo y descenso con equipos respiratorios. Luego viene una semana de rescate técnico y se trabaja con sistema de trípode y canastos de rescate bajo normas internacionales de seguridad”.

Bajo la misma línea manifiesta  que “después hay una semana en estructuras colapsadas, que es una especialidad que tiene el Grupo de Rescate que asiste ante una situación de derrumbe y búsqueda de víctimas sepultadas”. Y finaliza, “en la séptima semana se hacen distintas pruebas, entre las cuales se destacan una natación larga en el Río de la Plata y ejercicios con helicópteros de la Policía de la Ciudad”.