Hospitales CABA: La asociación de profesionales de servicio social, denuncia falta de insumos médicos

La Asociación de Profesionales de Servicio Social del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (APSS GCBA), es una asociación gremial democrática, participativa y en lucha.

“En la Ciudad de Buenos Aires, la organización sindical, lamentablemente pero con sus posibilidades también está dividida por profesión, entonces existe un gremio mayoritario que es la Asociación de Médicos Municipales y dieciocho asociaciones por profesión del resto de las profesiones que estamos incluidas en el equipo de salud, les trabajadores sociales, psicólogos, psicólogas, terapistas ocupacionales, kinesiología, así que, nuestra asociación es una de las dieciocho asociaciones de profesionales en el Gobierno de la Ciudad. Tenemos un sindicato que es un sindicato que tiene una historia que se remonta post dictadura desde el ochenta y seis que existe como asociación y que se constituye con personería gremial hace algunos años después del ochenta y seis pero hace varios años ya. Nuestra gestión viene trabajando arduamente por visibilizar y por poner en pie un sindicato que este profundamente en lucha en el proceso que se encuentra la salud en la actualidad, digo desde antes con profundas reformas regresivas en cuanto a la política sanitaria desde antes, además de estar en emergencia sanitaria”, contó la trabajadora social Natalia CASTROGIOVANNI, presidente de la Asociación de Profesionales de Servicio Social del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

“Desde que está declarada la emergencia sanitaria, existieron muchísimos reclamos en cuanto a las formas de cuidado, instantáneamente a que se declara la emergencia por covid aparecen primariamente algunas regulaciones en torno al uso del barbijo y al uso de las mascaras, de las coberturas faciales para la tarea cotidiana en los hospitales, centros de salud y guardias y el equipo de protección completo para quienes asisten a pacientes sin la posibilidad de encontrarse a dos metros de distancia. Sin embargo aparecen esas regulaciones y no aparecen los elementos de protección personal, se produjeron numerosos reclamos, numerosos movimientos alrededor de este tema, hasta que en el día de hoy se podría decir que hay una provisión más o menos regular de barbijos, tenemos y encontramos faltantes de forma permanente en el sistema de salud en lo que respecta a la provisión permanente del recambio de barbijo cada cuatro horas, esto nos sigue costando muchísimo reclamarle a nuestro empleador que es el gobierno de la ciudad que provea cantidad suficiente y en calidad suficiente de barbijos y las mascaras faciales, hasta el día de hoy siguen siendo una adquisición propia de les trabajadores o de los sindicatos que salimos masivamente a comprar mascaras porque llegaron a los hospitales y a los centros de salud unas mascaras de pésima calidad que se ataban con gomitas elásticas, que se rompían, que se caían, que se pegaban a la cara y no permitían la respiración, así que hasta el día de la fecha seguimos con reclamos, que como ustedes verán en las fotos, en los hospitales, a todos y a todas las trabajadoras con mascaras faciales de mayor calidad porque son costeadas de forma privada o en muchos casos los sindicatos hemos salido también a proveerlas”, planteó la profesional en diálogo con Roberto VILLALOBOS ATLAS y Cintia NEVES por www.radioorion.com.ar, en dúplex con AM 690 y más de 27 retransmisoras en 7 países asociadas a la red orión.

“En lo que respecta al equipo completo, generalmente, les trabajadores sociales no usamos equipo completo porque no asistimos directamente a pacientes, pero si registramos faltantes de todo tipo y también falta de calidad en los materiales, eso es compañeres que expresan que los camisolines se rompen, que no son de la calidad aprobada con el anmat, muchísimas irregularidades en torno a los elementos de protección. Lo mismo sucede en relación a la rotación de los equipos, ustedes saben que para salvaguardar la salud de les trabajadores y a la par poder continuar brindando servicio en caso de que haya trabajadores que saben que los hay por cientos y miles, trabajadores contagiados de covid, se puedan producir las rotaciones de los equipos, la entrada y la salida de equipos que no están permanentemente en el hospital y no estamos permanentemente en contacto entre nosotros. Estos funcionamientos están ocurriendo generalmente en los centros y en los hospitales, en algunos no, pero en algunos si, y  fueron profundamente laburados desde nosotres, digo, impusimos rotaciones de los equipos, las mandamos, terminaron aceptando regulaciones alrededor de las rotaciones. Por supuesto nos preocupaba que si estamos haciendo las rotaciones en el mismo lugar y en el mismo momento, cada una de las personas que se contagia es contacto estrecho de las demás, así que la rotación de los equipos nos permitieron, eso, tener equipos que entran y salen en distintos horarios y en distintos momentos para poder repartirnos la tarea y poder ocupar los espacios que quedan vacios cuando algún compañero o compañera tiene que entrar en aislamiento o tratamiento”, informó CASTROGIOVANNI en la producción radial declarada de interés para la Comunicación Social de la Ciudad de Buenos Aires por la Legislatura Porteña.

Escuchá la nota completa: