Pueblos Indígenas marchan al Congreso Nacional

Los Pueblos Indígenas Preexistentes realizan una marcha en las inmediaciones del Congreso de la Nación Argentina para exigir la prórroga de la Ley de Emergencia Territorial Indígena.

Diversas organizaciones y comunidades conformadas por integrantes de pueblos indígenas preexistentes salen a la calle con el objeto de extender la normativa ya que “es la única manera de evitar los desalojos y la oleada de violencia en nuestros territorios ancestrales”, afirmaron.

La carpa que se encuentra emplazada frente al Congreso de la Nación Argentina desde hace ya varios meses, en la jornada de hoy se colmará de diferentes organizaciones y comunidades indígenas a efectos de exigir la prórroga de la Ley 26.160 de Emergencia Territorial Indígena. La convocatoria fue propiciada por comunidades y organizaciones de pueblos indígenas preexistentes que aseguraron que “es la única manera de evitar los desalojos ejercidos contra nuestras comunidades y la oleada de violencia en nuestros territorios ancestrales”.

“En base a la obligación que tiene el Estado Nacional de cumplir con los mandatos de la Constitución Nacional, los tratados internacionales de derechos humanos y derechos de las comunidades indígenas vigentes en la actualidad, nos unimos para exigir el tratamiento urgente y aprobación definitiva de la Prórroga de la Ley 26.160”, soslayaron en un documento.

La norma será tratada en la sesión del día dieciocho o diecinueve de noviembre en la Cámara de Diputados de la Nación, como últimos plazos posibles debido al inminente vencimiento del ejercicio de la misma el próximo veintitrés del corriente. Las manifestaciones se replicarán en distintos puntos del territorio nacional. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, habrá hoy una concentración en el acampe en Plaza Congreso. Será acompañada, paralelamente, por organizaciones campesinas, de derechos humanos, sociales, gremiales, universidades e instituciones públicas, asociaciones y comunidades de todo el país.

Las organizaciones que participan del acampe presentaron el pasado treinta de octubre una nota al presidente de la Cámara, Sergio Massa, donde le solicitaron el tratamiento de la prórroga “con carácter de urgente”, dado que «nuestros territorios están en constante tensión con situaciones de latente despojo y de violencia extrema ejercida por usurpadores, por la frontera sojera, exploración minera, negocios inmobiliarios y madereros, como así también una justicia que desconoce los derechos internacionales ratificados en el país, aún así jueces que ordenan desalojos, fiscales y auxiliares de justicia que vulneran permanentemente los derechos indígenas sin cumplir la consulta previa, libre e informada”.

A su vez requirieron «la inmediata instrumentación de la ley de propiedad comunitaria indígena de nuestros territorios, reconocida desde 1994, en la Constitución Nacional y en el artículo 18 del Código Civil y Comercial de la Nación, para evitar el avasallamiento, vulneración de derechos e intentos de despojos sobre nuestros territorios comunitarios”.

Jerez explicó que con la ley Nº 26160, que se aprobó por primera vez en el año dos mil seis y luego fue prorrogándose, más de setecientas comunidades indígenas preexistentes relevadas están listas para recibir la titularización de sus territorios comunitarios. Las organizaciones también elevaron notas a los presidentes de las comisiones de Legislación General, Población y Desarrollo Humano y de Presupuesto.

En todas pedían que la prórroga se apruebe antes de las elecciones generales del catorce de este mes, pero no ocurrió. Pero Jerez sostuvo que hasta ahora no recibieron respuestas: “Seguramente este fin de semana analizaremos la situación y seguramente estarán llegando más hermanos ante la preocupación del silencio de los legisladores”, adelantó.

Posterior a la media sanción en el Senado, el pasado veintiocho de octubre, la presidente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Magdalena Odarda, sostuvo que este organismo “tiene las puertas abiertas y los equipos técnicos disponibles para todos los diputados nacionales que necesiten información para abordar la temática con la mayor cantidad de datos posibles en función de sancionar esta iniciativa tan trascendente”.

Se sabe que el bloque del Frente de Todos aseguró su apoyo incondicional a la sanción de la prórroga y aunque el INAI también compartió el pedido de que el tratamiento fuera antes de los comicios del catorce de noviembre, cosa que no sucedió. La petición de los pueblos originarios del país sobre la 25160 recibió el apoyo de la Organización de Naciones Unidas, que celebró la aprobación por parte del Senado y afirmó que espera que la Cámara de Diputados realice lo propio.

«En esta instancia en que el proyecto de ley ya cuenta con media sanción en el Senado de la Nación, aunque aún resta la aprobación de la Cámara de Diputados, contar con el respaldo de la ONU para con esta causa es sumamente significativa y trascendente», finalizó Odarda.