Alertan por una posible modificación a la norma de cooperadoras escolares

Alertan que el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires intenta aprobar la normativa de Cooperadoras y realizar consultas por la aplicación de mensajería WhatsApp.

La presidenta de una cooperadora alertó que le llegó un cuestionario y expresó que “Daría la sensación que ya está todo escrito y con estas preguntas hacen de cuenta que invitaron a participar”.

Posteriormente al triunfo de aprobar la reforma del Estatuto Docente, el Gobierno local que conduce Horacio Rodríguez Larreta, mediante la cartera de Educación que lidera Soledad Acuña intenta aprobar su propia Ley de Cooperadoras. Desde hace más de diez años que el oficialismo porteño se niega a adherir a las leyes nacionales en relación a este sector.

Patricia Figueira, a cargo de la presidencia de la Cooperadora de la Escuela Primaria, número dieciséis, distrito escolar ocho, denominado “José María Ramos Mejía” habló con la prensa local y expresó que le llegó un mensaje al grupo oficial de asesores de cooperadoras escolares, perteneciente al ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “No podía creerlo, éste medio no es el más indicado para abordar un proceso de participación en un tema tan sensible como este. Y después pensé, a quién le consultaron sobre este tema, si nunca hubo contacto con otras cooperadoras, ni con el cuerpo de delegados de las mismas, ni con otros colectivos de la comunidad educativa”, contó a la prensa.

“Si la idea es que participen todos los integrantes de las familias de la comunidad educativa, cómo puede ser que nos envíen este mensaje. El proceso para llevar la mayor participación de las personas debería ser mediante otro medio y no por tres o cuatro preguntas. Daría la sensación que ya está todo escrito y con estas preguntas hacen de cuenta que invitaron a participar”, concluyó Figueira.-

La realidad es que desde hace diez años, en su momento el Ingeniero Mauricio Macri como ahora Horacio Rodríguez Larreta, rechazaron la adhesión a la Ley de Cooperadoras Escolares nacionales, aprobada en el mes de agosto del año dos mil doce. La normativa, de carácter nacional, otorga la integración de la comunidad y la democratización de la gestión educativa; y en su artículo número seis, determina que las cooperadoras escolares podrán: “Recibir aportes y subsidios que otorguen las autoridades nacionales, provinciales o municipales; Recibir contribuciones de sus integrantes, las que en ningún caso serán obligatorias para éstos; y recaudar fondos a través de la realización de actividades organizadas con el consentimiento de las autoridades escolares, así como recibir contribuciones y/o donaciones de particulares, empresas y organizaciones de la sociedad civil”. Este acápite en concreto fue vedado por las autoridades de la Ciudad.

“En tantos años nunca hubo ninguna reunión previa, ni un encuentro para hablar de este tema, y parece que tampoco lo habrá, Soledad Acuña nos sorprende nuevamente a discutir un tema tan importante por un mensaje de WhatsApp”, expresó a la prensa el Sr. Pablo Cesaroni, integrante de la organización Cooperadores en Movimiento.

Y ahondó: “Lo que venimos reclamando desde hace años es que la Ciudad debe adherir a la Ley Nacional de Cooperadoras y que abra un verdadero canal de diálogo donde las cooperadoras sean las protagonistas y no que una Ley nazca de consignas del gobierno porteño. Tiene que ser una construcción colectiva”.

“Con estas preguntas que enviaron por mensaje de texto, evidentemente el ministerio de Educación de la Ciudad no quiere adherir a la Ley Nacional, quieren aprovechar la mayoría que tienen en la legislatura y hacer su propia Ley”, alertó.

Conforme expresaron los medios locales, los interrogantes enviados por el Ministerio de Educación rozan con la carencia de que ya existe una normativa a nivel nacional, o intentan ignorarla en su totalidad: ¿Cuál creés que es el rol de la cooperadora en la escuela? ¿Qué nueva función te gustaría que reciba la cooperadora con la ley? ¿Considerás necesaria la Ley de Cooperadoras? y ¿Qué temas no pueden faltar?; son algunas de las preguntas que contiene el cuestionario remitido por la C.A.B.A.