Expresó el vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, quién a su vez dijo “no es sencillo lograr una coordinación para que la gente salga a la calle en ciudades como la de Buenos Aires”.

El sábado por la noche, Alberto Fernández, presidente de la Nación Argentina, determinó la extensión del aislamiento por la pandemia de coronavirus hasta el 10 de mayo inclusive, pero también anunció salidas de esparcimiento en un radio no superior a 500 metros, en el que podían participar niños, niñas y adolescentes. No soslayó que cada distrito debía evaluar posteriormente su puesta en marcha o continuar como lo venían haciendo, situación que finalmente determinó el decreto. El jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, luego de analizar la situación, no autorizó ningún tipo de salidas.

La diferencias hicieron eco y el área metropolitana tuvo que salir a brindar explicaciones justificando tal medida. En esta oportunidad, Diego Santilli, vicejefe de Gobierno de la Ciudad, expresó que “no es sencillo lograr una coordinación para que la gente salga a la calle en ciudades como la nuestra y basta con mirar Madrid, que además tiene una diferencia, porque viene bajando sus casos, y nosotros estamos en crecimiento en los contagios, y recién esta semana podemos analizar la semana de mayor apertura, que fue la semana pasada, cómo ha repercutido el mayor flujo de personas».

Y adicionó: «Todo esto nos hizo coordinar con las otras provincias para sostener que debíamos seguir de la misma manera”. “La ciudad continúa con su cuarentena tal cual venimos manteniendo y venimos analizando los casos que vienen creciendo en los últimos cinco días, que se fueron por arriba de los 100 de contagio. Por eso no hay cambios. Sí estamos analizando también si podemos en algún sector económico que está abierto mejorar, para permitirle a las pymes poder resolver el tema de salarios, o que la economía pueda tener un motor de desarrollo suave, gradual”, explicó el también Ministro de Seguridad a la prensa local.

Durante el día de ayer, en el último parte oficial conocido por funcionarios del Ministerio de Salud se tuvo una disminución en los contagios, con 112 casos, pero, desde muy temprano, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, el de Santa Fé, Omar Perotti, el de Córdoba, Juan Schiaretti y el Alcalde de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, dialogaron e intercambiaron posturas respecto al decreto que lleva la firma de Alberto Fernández unas horas después. La totalidad de los Gobernadores, sostuvieron la necesidad de incluir limitaciones en los masivos conglomerados urbanos a los efectos de evitar una propagación masiva de covid 19, más conocido como coronavirus.